facebook-hoover twitter-hoover behanse-hoover ukbettips-hoover
English (UK)GermanDE-CH-ATFrenchfr-FRPortuguspt-PTItalianItalySvenskaSENorskbokmlNorwaySpanishESRussianRomanian
Pronosticos apuestas deportivas - Pronosticos de futbol de las principales ligas

COPA MUNDIAL DE LA FIFA 2014: ALEMANIA

Una generación emergente de futbolistas y una notable campaña en las Eliminatorias convierte a Alemania en el equipo a vencer en Brasil.
Lahm
Germany captain Philipp Lahm

De todas formas, si las estrellas de Joachim Low pretenden ganar la Copa del Mundo por primera vez en casi un cuarto de siglo y convertirse en el primer seleccionado europeo en alzar el trofeo en suelo sudamericano, deberán solucionar las vulnerabilidades defensivas que les significaron una preocupación en medio de la avalanche de goles en el Grupo C.

De hecho, muchos pensaron que el momento de la consagración de Alemania había llegado hace dos años, antes de que un inspirado Mario Balotelli le diera a Italia el triunfo en las semifinales de la Eurocopa 2012.

Los dos ajustados partidos contra el escolta del Grupo C, Suecia, fueron suficientes para convencer al mundo de que Alemania todavía no está listo para dominar a todos sus rivales.

Después de las victorias sobre Islas Feroe, la vecina Austria y la aplastante goleada sobre la República de Irlanda –un contundente 6-1 en Dublín con dobletes de Marco Reus, Toni Kroos y aportes en el marcador de Mesut Ozil y el experimentado goleador Miroslav Klose-, Suecia llegó a Berlín para un partido que sería inolvidable.

Dos tantos en el comienzo de Klose –quien es junto a su compatriota Gerd Muller el segundo máximo anotador en la historia de los Mundiales con 14 goles, apenas uno por detrás del brasileño Ronaldo-, seguidos por las anotaciones de Per Mertesacker y Ozil antes y después del entretiempo parecieron haber despejado cualquier duda con respecto al resultado.

Pero Zlatan Ibrahimovic cabeceó un centro cruzado de Kim Kallstrom y el arquero alemán Manuel Neuer y su defensa no pudieron evitar el tanto, así como tampoco los goles de Mikael Lustig y Johan Elmander, antes de que el mediocampista de CSKA de Moscú Rasmus Elm capturara un balón perdido en tiempo de descuento para conseguir el milagroso empate 4-4.

A pesar de que Low se encontró con un vestuario cabizbajo después de ese encuentro, Alemania siguió siendo implacable en ataque y convirtió siete tantos en los dos triunfos consecutivos sobre Kazajistán.

Luego vinieron tres victorias en fila 3-0 sobre Austria, Islas Feroe e Irlanda, gracias a las cuales Klose alcanzó el record de Muller de 68 goles, que lo convirtió en el máximo goleador alemán en la historia del seleccionado.

Low habló de "asuntos pendientes con los suecos" antes del último encuentro del grupo para los tres veces campeones del mundo.

Los anfitriones se pusieron 2-0 después de vulnerar con preocupante facilidad a la defensa alemana, pero los siempre impresionantes Ozil y Mario Gotze volvieron a fijar la paridad antes de que un triplete del jugador de Chelsea Andre Schurrle le diera a su equipo el definitivo 5-3.

Si Low consigue pulir los problemas de su última línea antes del Mundial 2014, los nombres y números a los que deberán enfrentarse los oponentes de Alemania resultan realmente aterradores.

Los 36 tantos en las Eliminatorias lo convirtieron en el equipo más goleador del certamen, con Ozil como máximo anotador con ocho, seguido por los cinco de Reus y los cuatro de Gotze, Klose, Schurrle y el ganador del Balón de Oro en la Copa del Mundo de 2010, Thomas Muller.

El núcleo de esa riqueza ofensiva y de todo el equipo de Low proviene de los excepcionales planteles de Borussia Dortmund y Bayern Munich, que disputaron la final de la UEFA Champions League en 2013.

Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger son pilares de Bayern y se mantienen en altos niveles incluso después de haber alcanzado las 100 apariciones con la camiseta alemana durante la etapa de clasificación.

La última vez que Alemania ganó una Copa del Mundo que no fuera tocada por el exitoso capitán y entrenador Franz Beckenbauer, logró uno de los más grandes hitos en la historia del fútbol con el "Milagro de Berna", una remontada para el 3-2 final ante la gran Hungría de 1954.

Esta vez, si Alemania termina festejando, nadie se sorprenderá.