facebook-hoover twitter-hoover behanse-hoover ukbettips-hoover
English (UK)GermanDE-CH-ATFrenchfr-FRPortuguspt-PTItalianItalySvenskaSENorskbokmlNorwaySpanishESRussianRomanian
Pronosticos apuestas deportivas - Pronosticos de futbol de las principales ligas

Best free betting tips and news

COPA DEL MUNDO FIFA 2014: ESTADOS UNIDOS

Estados Unidos jugará su séptima Copa del Mundo consecutiva con un entrenador que lo ha visto todo en la máxima competición del fútbol.
United States
United States football team

Jurgen Klinsmann formó parte del recordado ataque de Alemania que levantó la Copa en Italia 90 y 16 años después debutaría como entrenador del seleccionado de su país al que condujo hasta las semifinales de la Copa del Mundo de 2006.

El delantero ex Stuttgart, Inter y Tottenham, posteriormente, tomó el relevo del entrenador del Bayern de Múnich en julio de 2008, cuando Ottmar Hitzfeld se retiró para asumir el mando del equipo nacional de Suiza.

El 27 de abril de 2009 fue destituido anticipadamente de su nuevo cargo, pese a haber ganado cinco de los previos siete partidos jugados y figurando solamente tres puntos detrás del Wolfsburgo, líder de la clasificación.

Casi dos años después, en agosto de 2011, Klinsmann volvió a asumir el rol de director técnico, esta vez de la Selección de fútbol de Estados Unidos para imprimirle su mentalidad ganadora a un equipo habituado a estar en los Mundiales pero sin grandes actuaciones.

Los resultados no se vieron en lo inmediato. Los jugadores parecían no adaptarse a las tácticas cambiantes de Klinsmann y muestra de ellos fue el traspié en Kingston Town.

A pesar de haber terminado encabezando el grupo A por la tercera fase de la Eliminatoria de CONCACAF, los norteamericanos mostraron sus debilidades cuando Jamaica lo venció por primera vez en su historia con goles de Rodolph Austin Luton Shelton (2-1) remontando el tanto inicial de Clint Dempsey.

Y en el arranque del hexagonal final hubo una sensación de deja vu cuando Dempsey adelantó a los Estados Unidos jugando ante Honduras en el estadio San Pedro Sula y luego volvería a sufrir una remontada inesperada por un golazo de Juan Carlos García a los 39 minutos y otro tanto de Jerry Bengtson.

La derrota recayó en duras críticas sobre Klinsmann sobre todo en su decisión de dejar en el banco al experimentado defensor  y capitán del seleccionado desde 2006, Carlos Bocanegra.

La recuperación fue en casa y ante Costa Rica con una sobresaliente actuación de Dempsey autor del gol de la victoria, en un partido disputado bajo una gran tormenta de nieve.

Un empate sin goles en el imponente Estadio Azteca de México fue la antesala a la venganza norteamericana en Kingston Town. Otra vez el riva era Jamaica, pero la historia fue distinta. El triunfo quedó del lado de los de Klinsmann y de manera agónica cuando a los 92' Brad Evans convirtió el 1-2 final. Altidore había abierto el marcador.

El delantero del Sunderland volvió a demostrar su poder goleador en las victorias ante Panamá (2-0) y Honduras (1-0).

Una lesión previa al juego de Michael Bradley traería conjuntamente una derrota de 3-1 en Costa Rica, pero inmediatamente se recuperarían ante su rival de siempre, México (2-0), logrando el pasaje directo a la Copa del Mundo y complicando mucho al conjunto azteca.

Sin embargo semanas después le brindaría una gran ayuda ganando en Panamá (2-3) y permitiendo así que sus eternos rivales disputen el Repechaje ante Nueva Zelanda que finalmente los depositó en Brasil 2014.

El resurgimiento de Eddie Johnson, el poder goleador de Landon Donovan, y el buen tino de Klinsmann para darle ingreso desde el banco al creativo Mikkel Diskerud, fueron los pilares fundamentales para una victoria clave ante México.

La figura de Donovan también fue decisiva, dentro de un plantel alterno, para la consagración de los Estados Unidos en la Copa de Oro de la CONCACAF 2013.

La reintegración de Donovan junto a jóvenes brillantes de la MLS y otros nacidos en Alemania como Jermaine Jones, le significa a los EE.UU. estar bien situado para responder a las grandes ambiciones de Klinsmann.