facebook-hoover twitter-hoover behanse-hoover ukbettips-hoover
English (UK)GermanDE-CH-ATFrenchfr-FRPortuguspt-PTItalianItalySvenskaSENorskbokmlNorwaySpanishESRussianRomanian
Pronosticos apuestas deportivas - Pronosticos de futbol de las principales ligas

COPA DEL MUNDO FIFA 2014: FRANCIA

La remontada de Francia contra Ucrania en el repechaje le confirmó un lugar en Brasil y logró marcar un cambio para el equipo.
DidierDeschamps
France coach Didier Deschamps

Mientras que en ocasiones habían sido segundos detrás del campeón del mundo y del dos veces campeón de Europa, España, en el Grupo I de la UEFA, Francia se vio completamente deslucido en una derrota 2-0 en el partido de ida en Kiev que los dejó con una montaña por subir.

La respuesta de Deschamps fue llamar a los cambios – cinco en total con sólo uno llevado a cabo por un choque tardío y sin razón de parte de Laurent Koscielny con Oleksandr Kucher.

Elsewhere, established names such as Eric Abidal and Samir Nasri were withdrawn on the back of a chastening night in the Ukrainian capital, with defensive duo Raphael Varane and Mamadou Sakho joining midfield lynchpin Paul Pogba in a youthful core.

Nombres consagrados como el de Eric Abidal y Samir Nasri se retiraron tras una aleccionadora noche en la capital ucraniana, con el dúo defensivo Raphael Varane y Mamadou Sakho, uniéndose al mediocampista creativo Paul Pogba en una base juvenil.

El resultado fue un despliegue de ímpetu y pasión para encender al Stade de France, que en sus fervientes alturas recordó su noche más famosa en 1998, cuando Deschamps lidereó otra victoria 3-0 sobre un contrincante distinto en amarillo.

La afición parisina querrá ver repetir la gloria de la Copa de Mundo de 1998 a expensas de Brasil y su equipo, con Sakho, un héroe improbable de dos goles, o ya sea del lado de Karim Benzema anotando el segundo con destreza, ofreciendo un destello prometedeor de que tal hazaña puede ser posible.

Deschamps tiene ahora un dilema: ¿dará oportunidad a la juventud y usará Brasil 2014 como un invaluable proceso de aprendizaje para sus prodigiosos talentos? O ¿dará a las estrellas consagradas que decepcionaron en la Euro 2012, estableciéndose en el centro de una vergüeza nacional en Sudáfrica2010, una última oportunidad para redimirse?

Se espera que los más jóvenes compitan entre sí en los próximos meses. El extremo de la Real Sociedad, Antoine Griezmann, el delantero del Milan M'Baye Niang y el dinámico mediocampista del Rubin Kazan, Yann M'Vila pronto estarán nuevamente disponibles para la selección nacional, luego de haber incurrido en una suspensión de la Federación Francesa de Futbol tras una noche explosiva de queda mientras se encontraban en función en el extranjero.

Miembros del equipo ganador de la Copa del Mundo FIFA Sub-20 2013 también podrían estar listos para florecer, pero Deschamps también tiene una buena razón  para renunciar a los cambios a gran escala.

Franck Ribery del Bayern Munich sigue siendo el talismán y eje creativo del equipo y Nasri, aún cuando ofreció otra demostración de bajo desempeño en Kiev, se encuentra nuevamente escalando posiciones tras de un par de temporadas difíciles con el Manchester City.

Después están Benzema y Oliver Giroud, un par de delanteros en buena forma que se encuentran desesperados por mejorar sus bajos resultados de dos goles cada uno en nueve partidos de clasificación.

Es difícil entrever mucho en la campaña del grupo I de Francia, que esencialmente se convirtió en una gran eliminatoria alargada.

La presencia de España en un grupo de cinco equipos completado por Finlandia, Georgia y Bielorrusia significaba que la posibilidad de un desempate en penaltis siempre estaba sobre la mesa.

Francia se desempeñó bien en Madrid, donde un cabezazo de Giroud durante el tiempo de compensación les valió un empate 1-1, poniendo fin a la racha Española de 25 victorias consecutivas en las clasificatorias.

Sorpresivamente, Finlandia compartió el marcador con España en su siguiente partido, lo que significaba que Francia mantendría la iniciativa cuando el equipo de Vicente del Bosque visitara Paris, solo para que les fuera arrebatada por la definición a corta distancia de Pedro.

Tras un frustrante empate sin goles en Georgia, Francia – una vez coronados como campeones del mundo y finalistas en la Copa del Mundo 2006 contra Italia- cerró un grupo que dio pocas respuestas al vencer a Bielorrusia y a Finlandia por segunda ocasión.

Ahora la pregunta principal es si Brasil 2014 será testigo del resurgimiento de la siguiente generación de promesas francesas.

COPA MUNDIAL DE LA FIFA 2014: ALEMANIA

Una generación emergente de futbolistas y una notable campaña en las Eliminatorias convierte a Alemania en el equipo a vencer en Brasil.
Lahm
Germany captain Philipp Lahm

De todas formas, si las estrellas de Joachim Low pretenden ganar la Copa del Mundo por primera vez en casi un cuarto de siglo y convertirse en el primer seleccionado europeo en alzar el trofeo en suelo sudamericano, deberán solucionar las vulnerabilidades defensivas que les significaron una preocupación en medio de la avalanche de goles en el Grupo C.

De hecho, muchos pensaron que el momento de la consagración de Alemania había llegado hace dos años, antes de que un inspirado Mario Balotelli le diera a Italia el triunfo en las semifinales de la Eurocopa 2012.

Los dos ajustados partidos contra el escolta del Grupo C, Suecia, fueron suficientes para convencer al mundo de que Alemania todavía no está listo para dominar a todos sus rivales.

Después de las victorias sobre Islas Feroe, la vecina Austria y la aplastante goleada sobre la República de Irlanda –un contundente 6-1 en Dublín con dobletes de Marco Reus, Toni Kroos y aportes en el marcador de Mesut Ozil y el experimentado goleador Miroslav Klose-, Suecia llegó a Berlín para un partido que sería inolvidable.

Dos tantos en el comienzo de Klose –quien es junto a su compatriota Gerd Muller el segundo máximo anotador en la historia de los Mundiales con 14 goles, apenas uno por detrás del brasileño Ronaldo-, seguidos por las anotaciones de Per Mertesacker y Ozil antes y después del entretiempo parecieron haber despejado cualquier duda con respecto al resultado.

Pero Zlatan Ibrahimovic cabeceó un centro cruzado de Kim Kallstrom y el arquero alemán Manuel Neuer y su defensa no pudieron evitar el tanto, así como tampoco los goles de Mikael Lustig y Johan Elmander, antes de que el mediocampista de CSKA de Moscú Rasmus Elm capturara un balón perdido en tiempo de descuento para conseguir el milagroso empate 4-4.

A pesar de que Low se encontró con un vestuario cabizbajo después de ese encuentro, Alemania siguió siendo implacable en ataque y convirtió siete tantos en los dos triunfos consecutivos sobre Kazajistán.

Luego vinieron tres victorias en fila 3-0 sobre Austria, Islas Feroe e Irlanda, gracias a las cuales Klose alcanzó el record de Muller de 68 goles, que lo convirtió en el máximo goleador alemán en la historia del seleccionado.

Low habló de "asuntos pendientes con los suecos" antes del último encuentro del grupo para los tres veces campeones del mundo.

Los anfitriones se pusieron 2-0 después de vulnerar con preocupante facilidad a la defensa alemana, pero los siempre impresionantes Ozil y Mario Gotze volvieron a fijar la paridad antes de que un triplete del jugador de Chelsea Andre Schurrle le diera a su equipo el definitivo 5-3.

Si Low consigue pulir los problemas de su última línea antes del Mundial 2014, los nombres y números a los que deberán enfrentarse los oponentes de Alemania resultan realmente aterradores.

Los 36 tantos en las Eliminatorias lo convirtieron en el equipo más goleador del certamen, con Ozil como máximo anotador con ocho, seguido por los cinco de Reus y los cuatro de Gotze, Klose, Schurrle y el ganador del Balón de Oro en la Copa del Mundo de 2010, Thomas Muller.

El núcleo de esa riqueza ofensiva y de todo el equipo de Low proviene de los excepcionales planteles de Borussia Dortmund y Bayern Munich, que disputaron la final de la UEFA Champions League en 2013.

Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger son pilares de Bayern y se mantienen en altos niveles incluso después de haber alcanzado las 100 apariciones con la camiseta alemana durante la etapa de clasificación.

La última vez que Alemania ganó una Copa del Mundo que no fuera tocada por el exitoso capitán y entrenador Franz Beckenbauer, logró uno de los más grandes hitos en la historia del fútbol con el "Milagro de Berna", una remontada para el 3-2 final ante la gran Hungría de 1954.

Esta vez, si Alemania termina festejando, nadie se sorprenderá.

COPA MUNDIAL DE LA FIFA 2014: ITALIA

Os tetracampeões chegam ao Brasil como equipe mais bem sucedida na história das Copas, atrás somente dos anfitriões.
italy
Italy celebrate a goal

La retención del trofeo Jules Rimet en 1938 por primera vez, los triunfos en 1982 y 2006, junto con las derrotas en la final ante Brasil en 1970 y 1994, mostraron un rasgo distintivo de esta selección que logra superar las primeras etapas con el mínimo esfuerzo antes de cerrar con un impresionante broche de oro.

En este sentido, la campaña en las Eliminatorias hacia el Mundial 2014 -a pesar de la flexibilidad táctica de su entrenador, César Prandelli, que marcó una clara ruptura respecto del tradicional estilo defensivo del Catenaccio- tuvo la esencia italiana.

Ganadores del Grupo B con 10 partidos invictos, Italia tuvo a menudo problemas al enfrentar rivales sin tanto peso. Las grandes actuaciones del histórico arquero de la Selección, Gianluigi Buffon, hablan por sí mismas.

Sin embargo, en la noche en que Buffon igualó la marca de 136 partidos en su selección, registrado por el capitán ganador de la Copa del Mundo del 2006, Fabio Cannavaro, Italia repitió el hábito de toda la vida y obtuvo un buen resultado cuando más importaba.

Los goles en el segundo tiempo de Giorgio Chiellini y Mario Balotelli neutralizaron el tanto inicial de Libor Kozak y sirvieron para derrotar a la República Checa por 2-1 en Turín y asegurarse un lugar en el Mundial, con dos partidos por disputar.

Eso hizo que Italia sea el primer equipo europeo en llegar a Brasil, junto a Holanda, que consiguió la hazaña en la misma noche - un giro en los acontecimientos que hacían poco probable que los hombres de Prandelli tuvieran que negociar en las aguas agitadas del Grupo B que nunca se serenaron completamente.

El doblete de Pablo Daniel Osvaldo sirvió como un raro punto a destacar en el empate 2-2 con Bulgaria, en el primer partido de las Eliminatorias.

Mattia Destro anotó su primer gol con la selección a los cinco minutos del partido contra la débil Malta en Módena, pero la esperada goleada no llegó y, para cuando Federico Peluso emparejó la hazaña de su compañero en tiempo de descuento, la frustración ya podía palparse desde las tribunas.

Siguió una reñida y deslucida victoria por 3-1 reñida ante Armenia, con Osvaldo completando el marcador, pero el delantero, por ese entonces en el Southampton, tuvo una noche para el olvido y quedó en deuda con sus colegas, quienes finalmente respondieron a las críticas contra Dinamarca.

Riccardo Montolivo abrió el marcador enfáticamente en San Siro y su compañero de mitad de cancha, Daniele De Rossi, marcó de cabeza el segundo antes de que William Kvist descontara la ventaja de los visitantes en la primera mitad el tiempo de descuento.

Nueve minutos después de la reanudación, Osvaldo inexplicablemente le dio un codazo al defensor danés, Nicolai Stokholm, y se fue expulsado. Sin embargo, Italia se negó a ceder y Balotelli salió del escollo del off side para empujar a los locales, y tras una asistencia de Andrea Pirlo, sellar los puntos.

Un doblete de Balotelli hundió a Malta 2-0 una vez más y Buffon le tapó un penal a Michael Mifsud para comenzar una racha de tres partidos sin recibir goles, que se debió en gran parte a sus buenas actuaciones. Pero el temperamental delantero del Milan se unió a Osvaldo fuera de la cancha gracias a una inevitable roja durante un empate sin goles en Praga.

El resultado fue un nuevo comienzo para el experimentado delantero Alberto Gilardino en el choque para seguir en lo más alto de la tabla, contra Bulgaria en Palermo, y el hombre del Génova recompensó a Prandelli, marcando el único gol del partido.

Balotelli volvió a tener el papel principal y convirtió un penal con predecible despreocupación en su decisivo regreso ante República Checa, antes de los dos empates por 2-2 ante Dinamarca y Armenia que cerraron el grupo.

Prandelli sabe que Osvaldo, Balotelli y el compañero de equipo de este último, Stephan El Shaarawy, pueden proporcionar la chispa en ataque y generar dolores de cabeza a su rival, pero mantenerlos en el buen camino en Brasil puede hacer que el técnico de Italia tenga que tomarse una aspirina.